Se acercan las Fiestas y  la fiebre de la sociedad en el consumismo es difícil de erradicar…

Pero, paremos un momento a reflexionar y ayudemos a los niños y niñas también a cuestionar y desarrollar el pensamiento crítico frente a los mensajes publicitarios y la sociedad de consumo. Sobre este tema te recomendamos el artículo 10 ideas para una Navidad con valores y salud.

Y si quieres profundizar en el tema de los juguetes no sexistas, puedes visualizar el  webinar: Juguetes y regalos no sexistas (catalán).

Aquí te dejamos, de momento, nuestras propuestas:

1. Revisemos nuestros estereotipos

Los juguetes en sí no son sexistas, sino que lo es la mirada y la selección de los adultos lo que los hacen sexistas. Es decir, debemos destacar el sexismo en nuestro entorno y en cómo nos relacionamos con nuestros hijos e hijas.

Para comprar juguetes evitando el sexismo, tenemos que ampliar la mirada, darnos cuenta de que los niños y niñas tienen derecho y deben poder jugar con todo tipo de juguetes. Evitar que las cocinitas sean para niñas y que los robots o coches para niños

En casa debe haber un abanico de posibilidades diferentes, independientemente del género del niño o niña, para que así puedan escoger jugar a lo que les apetezca. Y si solamente piden juguetes estereotipados por su género, intentamos añadir alguno diferente, escogido por nosotros. A lo mejor nos sorprenderá ver cómo nuestro hijo juega peinando una muñeca o nuestra hija juega con un camión de bomberos. ¿Por qué no? Tienen derecho a jugar a lo que quieran y eso no les hace menos niños o niñas.


¡Dejemos que sean libres y felices!

Si nos entrenamos a ser más conscientes y críticos/as con nuestros propios estereotipos favoreceremos que nuestros hijos e hijas tengan un juego más abierto, libre y enriquecedor. Una manera de dar diferentes referentes a nuestros hijos e hijas es leyendo cuentos y novelas por la igualdad de género.

2. Cuidado con los catálogos de juguetes y los anuncios televisivos

Hay países donde la publicidad dirigida a los niños/as está prohibida. Aquí no. Aquí hay una campaña feroz para captar la atención de los más pequeños/as.

Y esta publicidad en general es muy sexista; encasilla las niñas y los niños en unos estereotipos retrógrados y sexistas y los niños/as se quedan reflejados con estos modelos de género. Por lo tanto, deberíamos evitar que los niños y las niñas estén expuestos a la publicidad televisiva, especialmente en Navidad. Y si ven la televisión, intentemos siempre estar a su lado para contrastar lo que ven y poder interpretar los mensajes publicitarios, ayudándolos a tener  opinión propia y a ser críticos.

En relación con los catálogos de juguetes, la cosa no es muy diferente,  aunque hay algunas tiendas que ya empiezan a hacer esfuerzos para reducir las imágenes estereotipadas en sus catálogos y evitar que solo haya niñas jugando a muñecas y niños jugando a  coches, sino que haya niños y niñas jugando con todos los juguetes. Deberíamos revisar bien qué catálogos llegan a manos de nuestros niños/as; intentemos que escojan los juguetes a partir de catálogos no sexistas y sin juguetes de contenido violento. Podéis ver el ejemplo del  catálogo de Navidad de Abacus.

El papel de las familias es fundamental para ofrecer modelos alternativos a las ofertas publicitarias.

3. Atención con los juguetes que reproducen actos violentos

¿Os habéis fijado en la cantidad de juguetes, videojuegos o dibujos animados que reproducen actos violentos, guerras, armas o actitudes de lucha?

Los niños y niñas están expuestos a una cantidad muy grande de estímulos violentos y como familia tenemos el deber de ayudarlos a tener espíritu crítico respecto a este hecho.

Y la mayoría de los productos violentos se asocian al género masculino en los catálogos y anuncios de televisión. Los niños crecen con la idea de que un hombre atractivo y con éxito en la vida corresponde a un hombre agresivo, violento, controlador y con valores no igualitarios. Y todos estos estímulos proporcionan una cierta permisividad, como sociedad, a las conductas agresivas de los chicos en la infancia.

Por eso tenemos que favorecer los juguetes y juegos no violentos des de la pequeña infancia, para poner de moda un estilo de vida donde prevalgan los valores del respeto, la empatía, la cura, la solidaridad, la cooperación, la amabilidad, la sensibilidad, la ternura,…

En relación con los videojuegos, revisemos bien el etiquetaje por edades y por tipo de contenido. Evitemos regalar videojuegos violentos y videojuegos etiquetados para una edad superior a la del niño/a.

Aquí tenéis alguna guía sobre cómo escoger videojuegos:

4. Favorecemos un juego cooperativo

Para educar en y para la no violencia una de las herramientas que podemos usar es favorecer el juego cooperativo, ya que estimulan el trabajo en equipo, la capacidad cooperativa y de ayuda mutua, el respeto hacia el otro, la solidaridad, el sentimiento de pertenencia al grupo, la amistas, el altruismo, …

Las capacidades de cada persona dejan de ser una amenaza que van en contra de otros jugadores o jugadoras para convertirse en una riqueza al servicio del grupo. Cuando jugamos a un juego cooperativo sumamos capacidades y fuerzas para conseguir un objetivo común, potenciando la ayuda mutua entre iguales y la no rivalidad.

¿Conocéis la guía de 30 juegos de mesa cooperativos?

¡Aprovechadla para coger ideas; hay para todas las edades!

5. Vigilemos con los juguetes que cosifican la mujer

¿Sabéis qué es la cosificación?

La cosificación de la mujer es la idea de tratar a la mujer como objeto, el concepto de mujer no la dignifica como a ser humano, por ejemplo, calificando a la mujer por su belleza y su pasividad, como un objeto que tienen que ser expuesto y que puede ser explotado y utilizado como deseo.

¿Qué juguetes cosifican la mujer?

Juguetes como estuches de maquillaje, de pintarse las uñas, disfraces sexis para niñas, muñecas con proporciones irreales que representan chicas que solo quieren ponerse guapas para gustar a su príncipe azul…

La sociedad empuja a las niñas y a los niños a tener una visión distorsionada de lo que quiere decir ser mujer y de su papel en la sociedad.

La cosificación es una forma de violencia machista que nos cuesta identificar porque está muy normalizada socialmente, pero tiene muchas consecuencias negativas para toda la sociedad y especialmente para las niñas y chicas con problemas de salud, sociales, físicos o psicológicos.

Afortunadamente, empiezan a aparecer en el mercado muñecas un poco diferentes como la  Lottie Doll que tiene cuerpo de niña o niño de 9 años, que no lleva maquillaje ni accesorios de belleza, que puede tener capacidades y características físicas diferentes y que representa oficios y aficiones muy diversas como científicas, astronautas, cocineras, exploradoras, fotógrafos, piratas, futbolistas, arqueólogos,…

Busquemos juguetes que no favorezcan la cosificación de la mujer, que ayuden a nuestras hijas a desarrollar su personalidad entorno a una idea saludable, real y no sexista de lo que quiere decir ser mujer.

Algunos artículos sobre la cosificación:

Ahora, está en vuestras manos escoger un juguete no sexista y no violento para esta Navidad.

Pero no olvidéis que se debe evitar el exceso de juguetes y regalos. La sencillez a menudo es mucho más enriquecedora que la opulencia y la sobrecarga. Y sobre todo, concentrémonos en compartir el tiempo de juego con los niños y niñas, mostrémonos alegres, con sentido del humor y con ilusión por el juego. Estos ratos serán seguramente el regalo más preciado.

close

No et perdis cap entrada del nostre blog especialitzat en recursos educatius!

Ya que estás por aquí....

Este verano, más que nunca, los niños y niñas necesitaran actividades en la naturaleza, jugar con amigos y amigas, correr el aire libre...

Y en Fundesplai, más que nunca, tenemos la determinación de dar esta oportunidad a todos los niños y niñas de Cataluña. Queremos que puedan disfrutar de un casal, de una colonias y del esplai.

Ahora más que nunca necesitamos tu ayuda!

Haz un donativo

¡SÍGUENOS!

¡No te pierdas ninguna entrada de nuestro blog especializado en recursos educativos! Si te suscribes las recibirás directamente a tu mail: fácil, ¿no?

Síguenos también en las redes sociales

Somos Fundesplai

Somos una entidad sin ánimo de lucro que trabaja desde hace más de 45 años en favor de la educación y la felicidad de los niños y niñas, la equidad, la inclusión social, la protección de la naturaleza y el desarrollo del Tercer Sector.

Los proyectos y servicios del Món Escolar tienen el objetivo de ofrecer actividades de ocio educativo de calidad en el marco escolar.

Conoce Fundesplai