Cada vez hay más trastornos del desarrollo neurológico que condicionan a los niños y niñas más pequeños. Des de la clasificación de la Asociación Americana de Psiquiatría confirman que este tipo de trastornos han sido presentes a lo largo de la historia y que afectan entre un 15 y un 20% de los niños/as.

Des de la misma Asociación Americana de Psiquiatría se hace referencia al hecho que los trastornos del aprendizaje como la dislexia o la discalculia afectan entre un 8% y un 10% de los niños y niñas, en conocido TDAH entre un 5% y un 7%, el TEA (Trastorno del Espectro Autista) entre un 1% u un 3%, y los de comunicación entre un 1% y un 2%. De esta manera es fácil que en el grupo de niños y niñas del jardín de infancia pueda haber algún caso que tena algún tipo de trastorno del desarrollo neurológico, en mayor o menor grado. Poder detectarlo y saber cómo actuar favorecerá la vida de esta niña o niño. Es por eso que se debe poner mucha atención a cualquier señal que pueda hacer el niño/a en relación al desarrollo.

En España se destaca que hay unos 13.000 niños y niñas con TEA, las estadísticas de diversos estudios (Autism-Europe aisbl, 2015) constatan que hay entre un y dos casos por cada 1.000 niñas y niños.

 

EL TRASTORNO DEL ESPECTRO AUTISTA (TEA)

El Trastorno del Espectro Autista, más conocido como TEA, es un trastorno del neurodesarrollo que tienen algunas personas y que perdura durante todo el ciclo vital. La Confederación de Autismo de España destaca que hablar de niños/as con TEA, significa que tienen un conjunto de alteraciones muy similares, pero que su manifestación es muy variable, ya que depende de la persona y de su grado de profundidad.

El TEA es difícil de diagnosticar, ya que hay factores propios del desarrollo de la persona que lo pueden hacer pasar por alto en muchos casos, pero la edad habitual de diagnóstico es entre los 4 y 6 años.

A pesar de su dificultad en el diagnóstico, poder hacer una detección precoz es esencial para poder adaptar y actuar de la mejor manera posible. Se considera que alrededor de los 18 meses se pueden empezar a identificar algunos signos del autismo. Des de la Confederación de Autismo de España, se dan herramientas para detectar signos de alerta en relación con el autismo. Algunos de estos signos son la falta de contacto ocular, no dar una respuesta ante estímulos, poco interés para comunicarse, no responder al propio nombre…

Poder llevar a cabo esta detección permitirá que más adelante el niño/a tenga más habilidades para poder adaptarse a otras situaciones, y sobre todo en el entorno escolar. Las personas con autismo son sujetos de no ser comprendidas por el resto de personas, y en el entorno escolar puede sufrir acoso escolar, aparte de no encontrar el soporte necesario en el sistema escolar, algo reclamado por las familias y los mismos afectados. Por este motivo es necesario poner atención y que se dé el mayor soporte posible.

LA IMPORTANCIA DE LA DETECCIÓN EN LA ESCUELA INFANTIL

Como educadores y educadoras de una  escuela infantil, es muy importante estar alerta a cualquier signo que pueda llevar a pensar que aquel niño o niña puede tener autismo. Si en la escuela infantil se detecta un posible caso de TEA, se deben aplicar un conjunto de medidas de adaptación del espacio y comunicativas que facilitarán el desarrollo, la adaptación y la evolución de la niña/o.

De la misma manera, es importante ponerse en contacto con los servicios de detección precoz y los especialistas que darán las pautas correctas para que el desarrollo del niño o niña sea el más óptimo posible y se pueda hacer un seguimiento adecuado.

¿CUÁLES SON LAS CARACTERÍSTICAS PRINCIPALES DE LOS NIÑOS Y  NIÑAS CON TEA?

A continuación numeraremos algunas de las características que se pueden presentar en los niños y niñas con TEA de 0 a 3 años. Son señales de alerta generalizados y orientativos, y pueden presentarte de manera independiente o conjunta. Si tenemos sospechas que un niño o niña tena Trastorno del Espectro Autista, lo primero que tenemos que hacer es ponernos en contacto con profesionales que nos puedan asesorar.

ENTRE 6 Y 9 MESES

  • Poco contacto visual
  • Poca interacción con las otras personas
  • No hay intercambio de comunicación en juegos/gestos como el «cucú»

ENTRE 12 Y 15 MESES

  • No imitación de gestos ni de sonidos
  • Patrones de movimientos extraños (estereotipias)
  • Puede parecer que no oyen o pueden tener hipersensibilidad a los sonidos
  • No responden al su nombre
  • No siguen órdenes sencillas
  • No hay intención de compartir

ENTRE 18 Y 24 MESES

  • No dicen palabras con valor comunicativo
  • No hacen juego simbólico
  • Poco o ningún contacto/interacción con los adultos
  • No muestran interés por otros niños/as.
  • Pueden presentar conducta autolesiva
  • Tendencia a hacer rabietas, resistencia a los cambios
  • Conductas irritables, hiperactivas

En esta Guía de desarrollo para familias y personal educador de la Generalitat de Cataluña, centrada en niñas y niños con TEA des de 0 a 3 años, encontraréis más señales de alerta y del desarrollo propio de los niños y niñas.

10 ASPECTOS CLAVE PARA ACOMPAÑAR AL TEA DES DE LA ESCUELA INFANTIL

A continuación te presentamos una recopilación de 10 elementos que se deben tener en cuenta en la escuela infantil para hacer que la adaptación de los niños y niñas con TEA sea mejor y se pueda llevar a cabo progresivamente. Diferentes estudios y artículos sobre el autismo de la Confederación del Autismo de España, FAROS Sant Joan de Déu, Autisme la Garriga, y la UNIR, coinciden en algunas de las medidas que se proponen a continuación.

  1. Tener un grupo de niños y niñas lo más reducido posible. La adaptación del niño/a será más fácil si el grupo es reducido, de esta manera podrá conocer mejor el entorno y las personas con quien lo comparte. Esto le permitirá tener seguridad para poder desarrollarse mejor. Tener una ratio pequeña en estos casos es un factor clave para la persona educadora, que deberá prestar atención específica a estos niños/as.
  2. El equipo educativo debe estar informado y formado respecto a las necesidades especiales de los niños con TEA. La formación que pueden tener los educadores y educadoras es muy importante para poder detectar de manera adecuada y precoz cualquier señal de autismo. Que el personal esté formado es básico para actuar de manera coherente y adecuada.
  3. Crear rutinas para adquirir hábitos. Fomentar la autonomía de los niños o niñas es importante para su desarrollo, y una buena manera de hacerlo es con la adquisición de unas rutinas diarias en el espacio educativo. Aunque son niños/as muy pequeños/as, no nos podemos olvidar que la repetición de rutinas y hábitos hace que adquieran aprendizajes y además les aportará seguridad en el espacio y con las personas con las que interacciona.
  4. Ofrecer un espacio propio y ser flexibles. Los niños y niñas con TEA no pueden seguir una rutina o una actividad de muchos minutos, es por esto que los educadores/as deben ser conscientes sobre este tema y que puedan preparar un espacio para que el niño/a pueda tener sus propios momentos.
  5. Usar SAAC (Sistemas Alternativos y Aumentativos de la Comunicación). Estos son sistemas complementarios a la comunicación oral que permiten mejorar y focalizar la comunicación de los niños y niñas que tienen dificultades. Un buen sistema alternativo para los niños/as con TEA es el uso de pictograma para empezar a identificar espacios, materiales, días de la semana… Los más utilizados en España son el SPC (Sistema  Pictográfico de Comunicación) y ARASAAC, que es el sistema aumentativo de comunicación que ha creado el Gobierno de Aragón y que está a disposición de todo el mundo des de su web. Tampoco se debe dejar de lado la importancia de los signos propios de la LSC (Llengua de Signes Catalana), que puede hacer que el niño/a asocie una orden con un signo.
  6. Tener espacios estructurados y predictibles. Cuanto más ordenado esté el espacio en el que se encuentran, mejor se sentirán y eso les proporcionará seguridad. En edades más avanzadas, se usa el método TEACCH, donde en el aula hay espacios delimitados para cada momento y cada acción.
  7. Enseñarle y animarlo a pedir ayuda. La interacción con las otras personas no es su punto fuerte, y la frustración cuando alguna cosa no sale bien puede ser muy evidente, creando así trastornos de conducta. Por este motivo es importante que los niños/as tomen a la persona adulta de referente y sepan que se les puede pedir ayuda, de manera gestual, visual… Así también se potencian las relaciones interpersonales con el adulto/a.
  8. Potenciar el juego funcional y simbólico. En general son niños/as que juegan solos, es importante que a nivel educativo se les haga sentir realizados con el juego, haciendo que tena una finalidad.
  9. Potenciar el interés por el otro/a. Es uno de los elementos más difíciles, pero se pueden crear rutinas o acciones que hagan interactuar con los otros niños/as como ser encargado de repartir un vaso, pasar lista con imágenes… así se puede potenciar esta relación.
  10. Reconocer sus individualidades y potencialidades. No forzar a más. Es importante saber que cada niño/a con TEA es diferente, ya que aunque las indicaciones y las bases puedan ser las mismas, se debe adaptar a cada individuo. Conocer bien el niño/a es crucial para actuar correctamente y no hacer que se puedan convertir en un impedimento para su desarrollo. De la misma manera es muy importante no fijar expectativas en las posibilidades de la niña o niño, tanto a nivel escolar como familiar. Es importante basar la educación en el Soporte Conductual Positivo.

Tener en cuenta estos elementos puede hacer que la adaptación de los niños/as con TEA sea más fácil. No dejemos de lado la importancia de trabajar de la misma manera con la familia y con los servicios de soporte externo, para hacer que el desarrollo del niño o niña sea el correcto. Trabajemos para la inclusión y la visibilidad de este colectivo.

Esperamos que te haya parecido interesante este artículo. ¡Si es así, compártelo en las redes!

¡Hagamos visible el Trastorno del Espectro Autista!

close

No et perdis cap entrada del nostre blog especialitzat en recursos educatius!

Política de privacitat *

Ya que estás por aquí....

En la situación actual, los niños, niñas y jóvenes necesitan, más que nunca, actividades relacionadas con el ocio educativo con los amigos y amigas y en la naturaleza.

En Fundesplai tenemos la determinación de dar la oportunidad a todas las niñas y niños de Cataluña de poder disfrutar del ocio educativo de calidad mediante el tiempo educativo del medio día, las actividades extraescolares, las actividades en los esplais, las excursiones en la naturaleza, las colonias escolares, los fines de semana en familia...

¡Ayúdanos a hacerlo posible!

Haz un donativo

¡SÍGUENOS!

¡No te pierdas ninguna entrada de nuestro blog especializado en recursos educativos! Si te suscribes las recibirás directamente a tu mail: fácil, ¿no?

Síguenos también en las redes sociales

Somos Fundesplai

Somos una entidad sin ánimo de lucro que trabaja desde hace más de 45 años en favor de la educación y la felicidad de los niños y niñas, la equidad, la inclusión social, la protección de la naturaleza y el desarrollo del Tercer Sector.

Los proyectos y servicios del Món Escolar tienen el objetivo de ofrecer actividades de ocio educativo de calidad en el marco escolar.

Conoce Fundesplai