Con la llegada del otoño y la vuelta al cole, se acerca ese momento en que preparamos una salida escolar para que los niños y niñas estén en contacto con la naturaleza y disfruten de la magia del otoño. Una salida de un día en la naturaleza puede ser muy beneficiosa y saludable para los niños y niñas a todos los niveles, porque, como explicábamos en nuestra entrada Colonias en la naturaleza como fuente de vida, una excursión fuera del ámbito escolar puede ayudar a contrarrestar el trastorno por déficit de naturaleza que pueden tener los niños/as y jóvenes más urbanitas. Además, salir del entorno habitual de la escuela o el esplai nos ayuda a trabajar la cohesión de grupo, la convivencia, el compañerismo, el respeto, y nos permite experimentar sentimientos y emociones vinculados con la naturaleza. Podemos hacer salidas escolares temáticas: de aventura, de historia, d ingenio, de artes escénicas,… pero en el otoño es recomendable hacer una salida escolar ambiental. Muchas escuelas escogen bosques caducifolios para hacer una salida de un día en el otoño y así descubrir los ciclos anuales de la naturaleza, encontrar castañas y hojas secas de todos los colores. Algunos de los bosques más visitados por las escuelas durante el otoño son  Hayedo de Jordá (Fageda d’en Jordà)  o el hayedo de Santa Fe del Montseny. Pero hoy os queremos hacer una propuesta de 5 lugares muy mágicos y desconocidos ideales para hacer una salida de otoño con los niños y niñas. ¿Venís con nosotros a descubrir los cambios de la naturaleza en el otoño? Disfrutaremos de colores espectaculares, de rastros y cantos de animales difíciles de ver y de leyendas muy mágicas.

1. Los castaños centenarios de la Poza Negra (Gorg Negre) de Riells

La ruta sales de la ermita de San Martí de Riells. Una pista se abre paso entre el bosque de encinas mediterráneas que va volviéndose cada vez más húmedo a medida que nos acercamos a la riera. Es aquí donde empiezan a aparecer fresnos, robles y los primeros castaños. Después de un quilómetro aproximadamente, dejamos la pista para coger un sendero a la izquierda que cruza la riera. A pocos metros encontramos el primer de los castaños centenarios de la ruta. Estos castaños se usaban para hacer carbón vegetal. Sus troncos son prominentes cerca del camino recordando la historia de arrieros y carboneros de los bosques del Montseny. El musgo húmedo, como una alfombra, cubre los guijarros que acompañan la riera, así como el sonido del agua que se cuela y salta entre las rocas. Las diferentes pozas que encontramos nos hechizan con su belleza y los saltos de agua, recordando los juegos de las náyades, ninfas mágicas del agua que, según dice la leyenda, aparecen por las noches en estas pozas. Esta es, sin duda, una excursión preciosa para disfrutar i conectar con la naturaleza mágica y majestuosa del Montseny. Esta salida la podemos hacer des de la casa de colonias Can Massaguer, una de nuestras casas de colonias del Montseny.

2. El Monte de la Caridad

Des de Mas Cabàlies salimos por la pista que sube hacia la colina de Can Roqueters. Allí, cogemos un sendero que sube serpenteando entre un pinar de pino rojo húmedo, donde aparecen algún roble y alguna haya, que con su color intenso señalan el otoño. A continuación, el pinar cada vez más húmedo da paso a un hayedo de árboles centenarios que se imponen cerca del sendero. Podemos disfrutar recogiendo hojas del suelo de diferentes tonos marrones, naranjas, amarillos y rojos, fijándonos en las formas de los troncos y las raíces, mirando el movimiento de las hojas que bailan aún pegadas a las ramas más altas. Con suerte y si ponemos la oreja, es fácil  oír el ruido característico del picamaderos negro, que habita en estos bosques. Saliendo del hayedo llegamos a los prados del Monte de la Caridad, prados de pastura típica de la montaña mediana prepirenacia donde podemos disfrutar de las vacas pardas del Pirineo. Des del Monte, con preciosas vistas al Valle de Ogassa y Camprodon, bajamos por la pista hasta el pueblo de Ogassa. Des de allí, cruzando la riera de Malatosca, cogemos un sendero que vuelve a la casa de Mas Cabàlies.

3. La Poza de Malatosca o de las brujas

Des de la carretera de Ogassa cogemos la Ruta del Hierro y del Carbón, que es la vía verde que une Ripoll con Sant Joan de les Abadesses y Ogassa. Unos 200 metros más abajo encontramos un cruce donde la vía está adoquinada. Aquí hay un indicador de la poza y su camino que sale por la derecha. Seguimos el sendero que baja pronunciadamente haciendo zig-zag hasta la poza. Durante el camino el bosque es un pinar de pino rojo con robleda, y aparecen fresnedas y avellaneros en los sitios más húmedos y sombríos. En algunos puntos, encontraremos arces con las hojas de un color rojo intenso en el otoño. La Poza de Malatosca está impregnada de leyendas e historias de brujas que reflejan la magia del lugar con un bosque de ribera exuberante de alisos y fresnos y una agua cristalina que fluye con elegancia. Durante esta salida podemos seguir los rastros de los jabalís, ver alguna ardilla o camachuelo si tenemos suerte, y hasta mirando al cielo por los claros del bosque, podemos ver algún buitre. En otoño también podemos observar algún jilguero, un pequeño pájaro que llega des del norte de Europa y se instala en estos bosques para pasar el invierno. Esta salida la podemos hacer des de la casa de colonias Mas Cabàlies, situada muy cerca del pueblo de Ogassa.

4. Las aves migratorias en el Delta del Llobregat

El otoño es un buen omento para descubrir las aves que habitan los espacios naturales del Delta del Llobregat. Un buen lugar para observarlas son los espacios naturales del río de Cal Tet, al lado de la desembocadura del Llobregat. Empezamos el itinerario por le camino la Mota Alta, que nos conducirá a la marisma de Cal Nani, donde estos días podremos observar alguna garza blanca e incluso andarríos grandes, pájaros migratorios, que llegan durante el otoño. Observamos los pájaros en silencio, con algunos prismáticos o catalejo y dejemos seducirnos por su belleza, por sus colores, sus formas majestuosas y sus movimientos harmónicos. El camino nos lleva hasta el Aguiat de Sabogal, lugar privilegiado con vistas al Estanque de Cal Tet donde cercetas, patos cuchara y otros patos descansan y buscan alimento. Tomamos el camino hacia la torre de Cal Malet, y entre los cañizares que rodean el camino podemos intentar descubrir el avetoro, que se camufla a la perfección. El camino de vuelta nos permite pasear por la orilla del río Llobregat, por donde podemos ver pasar aves en migración: algunas de vuelta a las tierras africanas como la cigüeña, y otras que llegan del norte de Europa, como las grullas, que vuelan en formación triangular y pueden pararse a descansar en las aguas del Delta del Llobregat para después continuar su viaje hacia el sur de la Península Ibérica. Esta excursión la podemos realizar en cualquier época del año des de Centre Esplai o des de algún punto de encuentro que acordemos con la escuela.

5. El puente de Malafogassa de la Riera Major

Salimos des de la casa de colonias Can Mateu subiendo hacia Vilanova de Sau y pasando por el bosque caducifolio de cerezos, fresnos y avellanos de la riera de romeros. Después pasaremos por una zona más seca y mediterránea donde nos acompañarán los brezos y los madroños y finalmente, después de pasar por Can Valentón, el ambiente se vuelve más húmedo y vamos bajando por un pequeño valle donde aparecen robles y algunos castaños. Aquí, es fácil ver las pisadas y rastros de jabalís, corzos, zorros y jinetas. Seguimos bajando hasta la riera Major y la rodeamos por la izquierda, sin cruzar el puente románico de Malafogassa. Entraremos así en una robleda mixta con fresnos, sauces y alisos cerca de la orilla de la riera. Los días de otoño de temperaturas suaves y un poco nublados podemos encontrar alguna salamandra de colores sorprendentes escondida entre las hojas húmedas de los robles. El mirlo de agua o el martín pescador son otros habitantes comunes en la riera, al igual que el pico menor. Con suerte, podríamos ver la nútria, que utiliza estos ambientes ara desplazarse entre las zonas más idóneas para su reproducción y  como zonas de dispersión. Esta excursión la podemos hacer des de todas nuestras casas de colonias de Vilanova de Sau: Can Mateu, La Cinglera, Els Porxos y El Company.

 

Actividades para hacer durante la excursión

Durante estas cinco salidas que proponemos, podéis sencillamente ¡gozar del paseo con todos los sentidos alerta! Pero además, podéis realizar actividades de descubrimiento naturalista adaptadas a la edad de los alumnos/as. El bosque de los sentidos, por ejemplo, es una actividad que proponemos para Educación Infantil, Ciclo Inicial y Ciclo Medio, pero también hay otras como el descubrimiento forestal o el anillamiento de pájaros que son específicas para Ciclo Superior, ESO y Bachillerato. También, durante la salida podemos aprovechar para conectar con la naturaleza. Para inspiraros, podéis leer el artículo Cómo celebrar el día mundial del medio ambiente o pensar en alguna actividad de Land Art (arte efímero en la naturaleza y con elementos naturales) como nuestra propuesta Arte Salvaje que se puede realizar a cualquier edad.

¡Esperamos que disfrutéis mucho de la naturaleza y el bosque este otoño!

close

No et perdis cap entrada del nostre blog especialitzat en recursos educatius!

Ya que estás por aquí....

Este verano, más que nunca, los niños y niñas necesitaran actividades en la naturaleza, jugar con amigos y amigas, correr el aire libre...

Y en Fundesplai, más que nunca, tenemos la determinación de dar esta oportunidad a todos los niños y niñas de Cataluña. Queremos que puedan disfrutar de un casal, de una colonias y del esplai.

Ahora más que nunca necesitamos tu ayuda!

Haz un donativo

¡SÍGUENOS!

¡No te pierdas ninguna entrada de nuestro blog especializado en recursos educativos! Si te suscribes las recibirás directamente a tu mail: fácil, ¿no?

Síguenos también en las redes sociales

Somos Fundesplai

Somos una entidad sin ánimo de lucro que trabaja desde hace más de 45 años en favor de la educación y la felicidad de los niños y niñas, la equidad, la inclusión social, la protección de la naturaleza y el desarrollo del Tercer Sector.

Los proyectos y servicios del Món Escolar tienen el objetivo de ofrecer actividades de ocio educativo de calidad en el marco escolar.

Conoce Fundesplai